A menudo se dice que la mejor etapa de la vida es la juventud aunque nosotros sabemos que es una cuestión de actitud. Cada ciclo vital por el que pasamos (infancia, juventud, adultez y vejez) tiene unas características únicas, aunque pareciera que las asociadas a la vejez son solo negativas. Si bien pueden irse requiriendo cambios de forma paulatina para realizar algunas actividades, también se abre la oportunidad para poder disfrutar de forma más plena otras dimensiones de nuestro ser y para ser creativos en cómo nos adaptamos a estos cambios. En este espacio, queremos explorar nuestro potencial humano, por lo que te invitamos a compartir estas actividades con las personas mayores de tu familia, pueden bailar, utilizar la tecnología para descubrir nuevos lugares o conectarse con la naturaleza, o quizás aprovechar para conocer cuáles eran los juegos tradicionales en la infancia de todos los que habitan este karí.

Mandalas

Diseñar y colorear mandalas ayuda a focalizar la atención, por lo tanto son un excelente ejercicio para calmar la sensación de estrés y despejar nuestra mente. Algunos de los beneficios de los mandalas son los siguientes:

  • Aportan paz y serenidad.
  • Contemplarlos favorece una sensación de tranquilidad.
  • Ayudan a la concentración.
  • Facilitan la atención plena.
  • Permiten dejar a un lado los pensamientos y fluir la creatividad.
  • Mejora la memoria
  • Beneficia  la percepción y la coordinación visomotora.

Porque la gimnasia no es sólo para ejercitar el cuerpo y porque sabemos que en estos momentos es más difícil concentrarse y estar más despierto, te presentamos estos ejercicios de gimnasia cerebral, un verdadero gimnasio para tu mente.

Se recomienda realizar los ejercicios todos los días por 30 segundos y repetir cada uno 10 veces. Además, antes de comenzar es necesario mantener una respiración abdominal (no torácica) y beber un poco de agua. Veamos cómo ejercitar el cerebro.